Hebreos 1:1-2

Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quién constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo.











3 de septiembre de 2010

La prosopopeya


Los miembros del cuerpo humano
Ejemplos
Job 29:11 “Los oídos que me oían me llamaban bienaventurado, y los ojos que me veían me daban testimonio”
Quiere decir que las personas que oían o conversaban con Job, admiraban su sabiduría y cordura, y aquellos que veían sus acciones, tenían buena opinión de él. Los miembros del cuerpo humano que aquí debemos tomar en cuenta son: Los oídos y los ojos.

Isaías 3:8 “Pues arruinada está Jerusalén, y Judá ha caído; porque la lengua de ellos y sus obras han sido contra Jehová para irritar los ojos de su majestad”
Isaías, se refiere en términos proféticos, a la situación ruinosa de Jerusalén y de toda Judá, por los comentarios contrarios a Jehová que profieren los judíos, y que ofenden a Dios, que observa de cerca todos sus actos. Aquí, los miembros que se mencionan son: La lengua y los ojos.

Mateo 6:3 “Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha”
Definitivamente aquí, Jesús no está hablando de las manos; sino que esos miembros del cuerpo representan a personas que son muy cercanas a aquel que da la limosna, y el consejo que le da, es que esas personas no se deben enterar de lo que él hace, con respecto al dar. Tomemos en cuenta entonces, las manos.

1 Corintios 12:15-16 “Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo? Y si dijere la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo?”
Pablo en esta enseñanza, tiene como objetivo hacer entender que la iglesia es el cuerpo de Cristo, el cual es la cabeza; y que así como alguno de los miembros del cuerpo, aunque no quisiera ser del cuerpo, nada puede hacer para separarse de él, y debe cumplir con la función para la que fue creado; así también debe pasar con los miembros de la iglesia, no deben pensar en separarse de ella ni de Cristo, y deben cumplir su rol haciendo lo que mejor saben hacer, sin envidiar la función de otros. Aquí, vemos que se mencionan los ojos, las manos y las orejas.

Hemos tomado algunos ejemplos de las Escrituras, para hablar de una figura de dicción que es muy común en la Biblia: ‘La prosopopeya’, que consiste en representar una cualidad humana, con algo que no lo es; por lo que esta figura también es llamada ‘personificación’. Y, aunque esta tiene varias formas o aplicaciones, hoy solo hemos mostrado aquella que se refiere a los miembros del cuerpo humano; a quienes como hemos visto, se les atribuye algunas características de personas, que cumplen un rol o una actitud, y se ha usado así el lenguaje para darle mayor realce a la idea. Más adelante trataremos de otras formas que toma esta figura de dicción, y que también podemos encontrarlas en la Biblia.

Como ejercicio, le sugerimos que encuentre el sentido correcto a los siguientes versículos, usando la ‘prosopopeya’ como figura fundamental, tal como lo acabamos de mencionar. Use para este ejercicio la versión Reina Valera 1960.
Deuteronomio 13:8, Job 31:7, Salmos 35:10, Salmos 73:9, 1 Juan 2:16, 2 Pedro 2:14.